18 de julio de 2019
Foro en Unimar: Iglesia, Ciudadanía y Academia, Bastiones Fundamentales de la Ética Pública

Fuente: Prensa Unimar/ CNP: 3641 y 23961 Untitled document

Con la participación de Monseñor Fernando Castro Aguayo, Obispo de la Diócesis de Margarita, del padre José Virtuoso, Rector de la Universidad Católica Andrés Bello, de la Dra. Cristina Agostini, Decana de Ciencias Jurídicas y Políticas de Unimar y del abogado Juan Carlos Torcat, Director Fundador de Orpanac, se realizó en la Universidad de Margarita, el Foro: Iglesia, Ciudadanía y Academia, Bastiones Fundamentales de la Ética Pública, enmarcado en la celebración de las Bodas de Oro de la Diócesis de Margarita.
Organizado por Orpanac (Organización para la Prevención Nacional de la Corrupción), Unimar y la Diócesis de Margarita, este foro se realizó el lunes 15 de julio, en la Sala de Conferencias 2 de la Universidad de Margarita, pese al torrencial aguacero, a sala plena, con un público que siguió con atención las diferentes ponencias de los oradores, quienes fueron presentados por el profesor, periodista y abogado Luis Longart.

La apertura del foro estuvo a cargo de Monseñor Fernando Castro Aguayo, quien estimó que el título del evento expresó muy bien la unión de tres instituciones o espíritus fundamentales: Iglesia, Ciudadanía y Academia, que vienen generados por la influencia de la familia. Monseñor Castro Aguayo reconoció la importancia de la existencia en Nueva Esparta de una ong como Orpanac para la búsqueda de transparencia en los asuntos públicos y recordó la importancia de la ética en las relaciones humanas, así como  el fundamental papel que juega Dios en el desarrollo de las civilizaciones. “El olvido de Dios es la verdadera tragedia del hombre actual”.

La ponencia del Doctor Juan Carlos Torcat, profesor de las cátedras Ética Pública y Transparencia y Derecho Penal, se presentó en dos partes: Una primera parte  referida a la aplicación de las políticas públicas como un enfoque de gobierno abierto, y aquí recordó que fueron los ingleses a comienzo de los años sesenta del siglo pasado quienes innovaron con esa modalidad de gobierno y que en este siglo fue  el presidente Barack Obama, en los Estados Unidos de América, uno de los primeros en hablar de gobierno abierto, esto es, una forma de gobernar donde la transparencia y la participación ciudadana deben ser las características principales para la aplicación de las políticas públicas porque mientras más participación ciudadana menos corrupción. En la segunda parte, el grupo de investigadores de Orpanac, luego de evaluar las problemáticas de comunicación entre ciudadanía y autoridades locales, y la falta de información entre vecinos, creó una aplicación ARGOS ALERT que posee tres botones de alarmas para la Seguridad, Salud y el Desastre, que será presentada como propuesta para el municipio Maneiro del Estado Nueva Esparta.

A continuación, la Doctora Cristina Agostini, con su ponencia titulada “Ética para la vida: un compromiso transgeneracional”, destacó que, de acuerdo al índice de confianza del pueblo venezolano en las instituciones, los estudiantes, las universidades, los empresarios, los líderes políticos jóvenes y la iglesia ocupan los primeros lugares. Señaló que los valores éticos son principios que se imparten en la familia y se transmiten a través de las generaciones.

Para finalizar, el Rector de la UCAB, historiador y politólogo, sacerdote jesuita José Virtuoso, expresó en su ponencia titulada: “Democracia-Ética Pública y Desastre Humanitario en Venezuela” que la ética pública está en las costumbres de cada ser humano, que se refuerza en la familia, la escuela y el Estado. La ética pública, dijo, es una suerte de moneda de intercambio social, es lo que posibilita la convivencia real en la sociedad, lo que permite que las relaciones entre los ciudadanos y el estado se basen en la confianza, lo que posibilita que se den los contratos, por ejemplo. Así, agregó, que el orden social convierte la ética pública en norma viva. También destacó que no puede haber una República si no hay ciudadanos, quienes deben ejercer una presión para el cambio político porque lamentablemente en nuestro país, la ley se acata pero no se cumple, resaltando la viveza criolla. Señaló que una sociedad solo puede ser moderna cuando aplica principios universales: la ley para todo el mundo. En cuanto al tema del desastre humanitario estableció que los venezolanos estamos experimentando esa problemática cuando pasamos de la corrupción administrativa “clásica” o extendida, a la que estábamos acostumbrados en anteriores gobiernos, a “la gran corrupción”, como la define Transparencia Internacional, ésa que ha generado el desastre social, que produjo el estado fallido, que ha alcanzado los niveles más altos de abuso de poder y ha degenerado en una red criminal cívico militar. Debemos recuperar la Democracia, el Estado, la Republica y el Territorio acotó el presbítero jesuita y, en ese sentido, se mostró partidario de los diálogos que, por iniciativa del gobierno noruego, se vienen realizando en la isla de Barbados, siempre apoyados, los representantes de la parte democrática, con la presión ciudadana en la calle. 

Entre los presentes, en primera fila estuvieron las autoridades de la Universidad de Margarita, la rectora   Antonieta Rosales de Oxford, por el Consejo Superior, el profesor Aníbal Gómez; la Secretaria General de Unimar, profesora Fanny Marcano y el cuerpo de Decanos conformado por la profesora Damelis Vásquez de Estudios Generales, la profesora Karely Gil de Ciencias Económicas y Sociales, la profesora Juana Sánchez del Decanato de Humanidades, la profesora Yenith  Áñez, de Postgrado, el profesor Andrés Pedroza de Ingeniería de Sistemas. Igualmente la  Doctora Cristina Conti, Secretaria General de la Gobernación del estado Nueva Esparta en representación del Gobernador Alfredo Díaz, y los párrocos del estado Nueva Esparta, Emanuel González de la Basílica Menor Nuestra Señora del Valle, Gustavo Aguilera, Diego Rizzo  y Reinaldo Trejo. Así mismo una importante representación de diferentes ongs como Asomayor, y un nutrido grupo de profesores y estudiantes.